BREAKING NEWS

Deficiencias en el marco legal para protección a candidatos

Deficiencias en el marco legal para protección a candidatos
05 Mar
5:19

Los operativos de seguridad para los candidatos a puestos de elección popular: alcaldes, diputados, senadores, gobernadores y Presidente de México, como los que se disputarán en las elecciones del próximo 1 de julio funcionan de acuerdo a las experiencias adquiridas, ya que formalmente no están inscritos en ninguna ley.

El Instituto Nacional Electoral (INE), como responsable del proceso, no tiene ninguna facultad legal en materia de seguridad. El INE actúa solamente como intermediario entre algún aspirante o partido político que solicite mecanismos de seguridad y la Secretaría de Gobernación (Segob).

Las corporaciones policiacas municipales, estatales y el Estado Mayor Presidencial, que en sus respectivas competencias protegen a los aspirantes, lo hacen sin un marco legal exprofeso y con protocolos de seguridad pública, cuando el tema se perfila como de seguridad nacional.

Funcionarios que participan en el Gabinete de Seguridad del gobierno federal opinaron que la seguridad de los candidatos electorales debía estar inscrita en la Ley de Seguridad Nacional; se pronunciaron porque el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) tenga un protocolo coordinado desde la Secretaría de Gobierno de la Segob y que por ley, los Grupos de Coordinación de los estados (que no existen en todos) se hagan cargo de la seguridad de los aspirantes.

Candidatos de tres distintas elecciones presidenciales, Cecilia Soto, 1994; Francisco Labastida Ochoa, 2000 y Gabriel Quadri de la Torre, 2012, consultados por

Cecilia Soto, candidata presidencial por el Partido del Trabajo  en 1994, año en que fue asesinado el priista Luis Donaldo Colosio, dijo:

“Yo creo que sí debe haber seguridad para los candidatos. Más cuando desde hace 10 años hay récord de candidatos asesinados: un candidato a gobernador del PRI (se refiere a Rodolfo Torre Cantú en Tamaulipas), muchos presidentes municipales, candidatos a presidentes municipales, el último, el compañero del PRI, diputado federal con licencia, Francisco Rojas”.

La actual diputada federal por el PRD recordó que “en mi época de candidata presidencial tuvimos seguridad del Estado Mayor Presidencial después del asesinato de Colosio, antes no pensamos que era necesario.

De esa campaña, a este momento, hay una situación mucho más delicada y grave en relación a la seguridad. A mí me parece que sí debe haber una seguridad institucional para los candidatos. Si hay candidato que no confía en las instituciones, pues que contrate un equipo de seguridad propio, pero creo que debe haber seguridad”, agregó la legisladora.

Gabriel Quadri, candidato presidencial de Nueva alianza en 2012, expresó que en su caso “tuvimos la seguridad, el sistema de seguridad  a cargo del Estado Mayor Presidencial, lo cual implicó una serie de reglas que uno tiene que cumplir y me parece que es indispensable, los candidatos presidenciables son de interés nacional. Creo que por respeto a  la institución y por conveniencia propia en toda la campaña, sí tiene que estar el Estado Mayor Presidencial con cada uno de los candidatos, creo que es fundamental y ceñirse a las reglas que el Estado Mayor establezca”.

El ingeniero civil, comentó que en la ley no hay ningún protocolo para la seguridad a los candidatos.

“Hasta dónde yo sé, no está plasmado en ninguna disposición legal la seguridad de los candidatos, pero me parece que es algo razonable y necesario”. Agrega

Me parece que debiera de modificarse la legislación electoral para regular este tipo de dispositivos de seguridad para los candidatos, creo que es fundamental. El candidato no solamente responde a sus intereses personales o de partido, sino al interés nacional”, argumentó Quadri.

De acuerdo con funcionarios del Gabinete de Seguridad del gobierno Federal consultados, la Ley de Seguridad Nacional no contempla mecanismos de seguridad para los candidatos constitucionalmente reconocidos o durante procesos electorales, que especifique que por ley la responsabilidad de la seguridad de los aspirantes es de un centro de inteligencia.

« »