BREAKING NEWS

Sobre la seguridad presidencial

Sobre la seguridad presidencial
13 Sep
8:31

“La seguridad es inherente a la logística, sin ella sería imposible hablar de procesos eficientes de resguardo. La agenda presidencial es tan vasta y compleja, que se requiere de una planeación milimétrica para cumplir con dicha agenda, y por consiguiente con el pueblo mexicano”.

A partir del próximo 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador, asumirá la Presidencia de la República como el primer titular del Ejecutivo en la historia de México que no contará con la protección de un Estado Mayor Presidencial.

Al respecto, los miembros del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP) hacemos un atento y respetuoso ofrecimiento para compartir nuestra experiencia como organismo sin fines de lucro que engloba a las más grandes, profesionales y sólidas empresas de la seguridad privada en México, con más de 22 años de experiencia en la materia. Como mexicanos comprometidos, y con base en nuestra experiencia en todo lo referente a la seguridad de personas, empresas y bienes, queremos expresar algunas recomendaciones a tomar en cuenta en la formación del nuevo cuerpo de civiles que se harán cargo de la dignísima y compleja tarea de resguardar la seguridad y garantizar la logística de la institución presidencial.

La integridad física de nuestro Presidente Electo es un asunto de seguridad nacional, pues de su buen resguardo depende la estabilidad, la gobernabilidad y la seguridad nacional.  La institución presidencial también engloba a la familia del Presidente, pues la salvaguarda de ésta durante el mandato en cuestión, se convierte también en un asunto de Estado. Las actividades del Presidente de la República no sólo engloban a su persona y a su familia, sino también la visita de mandatarios y otros dignatarios extranjeros, cuya seguridad y logística debe ser garantizada por nuestro país.

Las empresas que integramos el Consejo Nacional de Seguridad Privada sabemos por experiencia que la seguridad es inherente a la logística, sin ella sería imposible hablar de procesos eficientes de resguardo. La agenda presidencial es tan vasta y compleja, que se requiere de una planeación milimétrica para cumplir con dicha agenda, y por consiguiente con el pueblo mexicano.

Un plan perfecto es inútil sin una ejecución puntual de dicho plan. En lo referente a la figura presidencial cobra aún más relevancia, debido al gran número de elementos y actividades que requieren de gran cuidado y el uso de recursos tecnológicos, económicos y humanos en juego durante las giras presidenciales.

Todas las actividades del Presidente, de su familia, o de los dignatarios extranjeros que vienen a nuestro país en visita oficial, revisten algún tipo de riesgo que debe ser primero detectado para luego poder ser mitigado.  Ese tipo de entrenamiento requiere necesariamente inteligencia, esfuerzo, altas dosis de sacrificio y sobre todo lealtad.

Además de la calidad, también se requiere cantidad. Buena parte de las actividades presidenciales son eventos masivos. En este tipo de actividades con altas concurrencias de ciudadanos, ya no sólo está en juego la seguridad del Presidente Electo, sino también la seguridad e integridad física de los asistentes, pues un evento masivo salido de control puede devenir en una tragedia en unos instantes.

Estamos convencidos de que el nuevo gobierno de la república tomará en cuenta estas y otras consideraciones en los meses siguientes para la formación del nuevo cuerpo civil que se encargará de la seguridad y logística del próximo Presidente de la República.

El Consejo Nacional de Seguridad Privada reitera su compromiso y apoyo a todos los esfuerzos encaminados a preservar, mejorar y extender la seguridad en los ámbitos público y privado, en bien de México y los mexicanos.

Atentamente

Raúl Sapién Santos

Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada

« »