Menu

Es México más susceptible a hackeo de módems a nivel mundial

*La configuración de las empresas proveedoras es el principal factor de riesgo

*Los clientes pueden vulnerar sus dispositivos por redes hogareñas no protegidas

El 20% de los clientes de internet de banda ancha en México son susceptibles de ser hackeados, el porcentaje más alto a nivel mundial, seguido por Estados Unidos (7%), India (5.6%) y Brasil (1.4%). De acuerdo con la firma de ciberseguridad Avast, en este país la configuración de los módems es deficiente y los responsables de ello son los proveedores del servicio de comunicación.

Francisco Rayuela, responsable de la firma Allot para Latinoamérica,  afirmó que la mayor parte de ataques cibernéticos a dispositivos es a través de la red doméstica. Añadió que un gran porcentaje de los routers inalámbricos en México ya tienen vulnerabilidades.

El especialista destacó que otro de los motivos que dejan en estado inseguro a los dispositivos de red  es el empleo de la contraseña facilitada desde fábrica, aunado a que el 34% de los consumidores que la cambian suelen utilizar su dirección, nombre, número de teléfono u otros términos fáciles de adivinar.

“Al día de hoy la seguridad de los routers es la misma que se usaba en la década de los 90, la diferencia, es que su vulnerabilidad incrementa a diario. Los usuarios tienen más información personal almacenada en sus dispositivos de lo que tenían en aquel entonces y necesitan herramientas fuertes y fáciles de usar que puedan prevenir los ataques antes de que ocurran”, agregó Rayuela.

La firma resalta que uno de los principales riesgos de las redes wi-fi es el secuestro de DNS. Esto es logrado a través de malware que se implementa a través de redireccionamientos provenientes de páginas falsas similares a las de bancos u otro tipo de institución. Cuando el usuario inicia sesión, los ladrones capturan las credenciales de inicio de su sesión y luego las utilizan para acceder al sitio real.

Para un internauta es mucho más difícil sospechar de un sitio web que se introduce en la barra de dirección que de un enlace directo de un IP. “Muchos ataques se basan en sitios publicados en servidores DNS que están abiertos y accesibles, enviando miles de solicitudes al sistema de destino con el tráfico DNS”,  aseguró el directivo.

Cuando ocurre el llamado “C&C” (Comand and Control), es el momento en el que el virus se conecta al servidor malicioso a través de una dirección de internet para dar el acceso no autorizado.

El especialista recalcó que la protección del grupo DNS significa ser capaz de relacionar dominios y direcciones que almacenan el contenido malicioso, conocer muy bien quién posee determinado dominio, cuándo se registró en la red y con cuáles sitios se conecta.

Rayuela mencionó que Allot ofrece una alternativa a este escenario de riesgos. La  solución NetworkSecure  protege usuarios desde el router hasta el DNS lo que implica que los dispositivos del hogar están protegidos y los internautas pueden navegar sin problemas.

 






Comments are Closed