Menu

Boon Edam resguardará edificio emblemático de Reino Unido

*Los torniquetes ópticos Speedlane Swing detectan entradas no autorizadas para aumentar la seguridad del lobby en espacios de oficinas renovados en Escocia.

La firma estadounidense Boon Edam especializada en entradas de seguridad y puertas giratorias dio a conocer que un edificio representativo de la vida corporativa de la ciudad de Glasgow, ubicado en el número 191 West George Street, Escocia, ha instalado torniquetes ópticos Speedlane Swing en todos sus accesos.

 El Reino Unido experimenta una tendencia inmobiliaria caracterizada por la renovación de edificios de oficinas de gran antigüedad. Frente a un crecimiento exponencial de la fuerza laboral las ciudades de este país han decidido transformar las oficinas corporativas en espacios de múltiples niveles con mayor estética.

Las oficinas en 191 West George Street fueron renovadas en respuesta a las posibilidades brindas por la reciente tendencia urbanística. Estas modificaciones fueron realizadas teniendo en cuenta el espacio y la simplicidad, el atrio del edificio destaca por sus materiales de alta calidad, incluidos los elegantes torniquetes ópticos Speedlane Swing que se utilizan para controlar el acceso de todos los ocupantes y visitantes.

La renovación de 191 West George Street estuvo a cargo de Michael Laird Associates, una firma que florece en diseños adaptables pero lujosos. Trabajando directamente con los arquitectos, los propietarios de los espacios de oficinas se sometieron a un sencillo proceso de selección de productos con respecto a la seguridad. Los clientes  manifestaron su necesidad de implementar en su complejo una solución de torniquete óptico que pudiera integrarse con el control de acceso y tuviera la versatilidad de controlar un gran número de visitantes.

Espacio contra seguridad, una hermosa combinación

191 West George Street es el hogar de un edificio de 6 niveles con 87.000 pies cuadrados de espacio de oficina utilizable. Los arquitectos tuvieron siempre en mente mantener el aspecto y la sensación de todo el edificio, abiertos y limpios, sin columnas ni otras estructuras de impedimento. Los diseñadores eligieron un acabado de acero inoxidable para los gabinetes modernos y elegantes de los torniquetes ópticos Speedlane Swing para brindar un acento adecuado para los colores neutros de blanco y champiñones del lobby.

Esta huella mínima les permite integrarse a la perfección en cualquier ubicación sin ser intrusivo para el acceso del usuario o el diseño estético.

El 191 fue diseñado para ser un espacio de trabajo animado y flexible para cientos de usuarios diarios, y cuando el espacio se alquila y el edificio comienza a experimentar un mayor tráfico, los cuatro carriles de torniquetes ópticos podrán manejar la carga.

La relación de Boom Edam fuer estrecha con el equipo de arquitectos, estos tuvieron una idea clara de lo que estaban buscando en una solución de seguridad de lobby. Al revisar una serie de elementos clave relacionados con la seguridad, el rendimiento, la estética, la seguridad y la tecnología, Boon Edam pudo trazar un mapa de todos los aspectos de los requisitos de entrada antes de la selección e instalación.

El conjunto de cuatro carriles de torniquetes ópticos Speedlane Swing incluye un solo carril ancho al final. Los amplios carriles permiten el paso de grandes grupos, así como sillas de ruedas, carretillas y equipaje. Todos los carriles se pueden controlar de forma remota a través de un dispositivo llamado BoonTouch que brinda control de recepción para abrir o cerrar carriles en cualquier momento.

 






Comments are Closed