Menu

Brindan cámaras de red nuevo nivel de seguridad en transporte público

@Axis Communications revela que el cambio hacia los sistemas de videovigilancia digital en estas unidades mejora la seguridad del pasajero.

En el transporte público, las cámaras de red se han convertido en aliadas de la seguridad. Gracias a las tecnologías que hoy se pueden integrar en dichas cámaras, ha incrementado la gama de soluciones de las que pueden formar parte: sistemas inteligentes que pueden, desde aumentar la seguridad dentro de los vehículos, hasta mejorar la seguridad en el embarque y el descenso de los pasajeros, así como mejorar el comportamiento del conductor y reducir el costo de mantenimiento de la vía pública.

En México existen diferentes sistemas de transporte público que ofrecen servicio a todos los ciudadanos. Sin embargo, el aumento de la población es una constante que impacta en la demanda de estos servicios y los vuelve vulnerables debido a la gran concentración de personas que los utilizan a diario.

De acuerdo con el INEGI, hasta noviembre de 2018, las personas que usaban los diferentes tipos de transporte eran en promedio: Sistema de Transporte Colectivo Metro: 4 millones 448 mil 281; tren ligero: dos mil 461; metrobús: 28 mil 914.4; y trolebús: tres mil 784.

A esto habría que sumar las cifras de los usuarios de taxis y vehículos particulares de aplicaciones como Uber, Didi o Cabify, que, si bien han incrementado la propuesta de movilidad en la Ciudad de México, tampoco han logrado garantizar la seguridad y calidad en el transporte público.

En el último año, el robo en transporte público se incrementó 25% (microbuses, combis y camiones) llegando a tener un promedio de 10 asaltos por día. Los datos muestran que los delincuentes obtienen hasta 16 mil pesos por botín, mil en efectivo y el resto en celulares, tabletas o joyas.

Los avances de las cámaras de red a bordo significan que la videovigilancia ahora puede integrarse de manera efectiva en el transporte público, como se muestra en un informe reciente publicado por la Unión Internacional de Transporte Público (UITP por sus cifras en francés) y Axis Communications, sobre las tendencias en videovigilancia en el transporte público.

De acuerdo con este informe, la digitalización de la industria del transporte ha permitido que los dispositivos permanezcan conectados y que, por lo tanto, aumente la seguridad del transporte público. También revela que, en comparación con 2015, el número de redes de transporte público con solo cámaras analógicas ha disminuido considerablemente (del 25% al ​​18%) gracias a que las actualizaciones y las nuevas instalaciones, son cada vez más digitales. El cambio hacia los sistemas de videovigilancia digital se hace evidente con el 82% de las empresas de transporte que tienen un componente digital en sus sistemas.

La investigación también confirma un aumento en la aceptación, visto a través del crecimiento masivo en el intercambio de videos, tanto interna como externamente. Se encontró también que los encuestados compartieron videos a un promedio de aprox. tres personas en 2015, mientras que, en 2018, el promedio subió a 3.4. Por lo tanto, se demuestra cómo los pasajeros y los operadores de transporte han comenzado a comprender el valor de la videovigilancia de alta calidad para un sistema de transporte más seguro.

A medida que los avances tecnológicos han mejorado la potencia de procesamiento de las cámaras a bordo, se han integrado con un software más avanzado que representa un cambio en la utilidad de la cámara. Las cámaras de red a bordo ahora también pueden integrarse con aplicaciones de análisis, permitiendo a las empresas de transporte acceder a datos valiosos sobre el número de pasajeros y el uso del transporte público, optimizando los servicios y la dotación de personal.

Francisco Ramírez, Country Manager de Axis Communications, señala que esta compañía  busca anticiparse a acontecimientos en transporte público a través de una plataforma de videovigilancia rentable, flexible y adaptada al futuro.






Comments are Closed

Empresas de seguridad

Seguridad privada