Menu

Claves para un análisis de riesgos exitoso

  • “Las amenazas del entorno no esperarán por ti. O las analizas y anticipas como gestionarlas asertivamente o te convertirás rápidamente en un dinosaurio de la seguridad”

*Alfredo Yuncoza

Caracas, Ven.- Una de las situaciones que con frecuencia se observa en algunas organizaciones, es la toma de decisiones alrededor del tema de la seguridad, basadas en conocimientos empíricos, es decir, eminentemente en la experiencia del responsable del área. No se trata de subestimar el valor de las habilidades o conocimientos adquiridos mediante vivencias, sino de entender que sólo es uno de los factores que debe tomarse en cuenta. La gestión asertiva de la seguridad pasa por la implementación de metodologías probadas y aprobadas internacionalmente. Entre estas opciones se encuentra el análisis de riesgos.

Aunque existen varias definiciones de la metodología, en esta oportunidad tomamos la que presenta la norma técnica ANSI/ASIS/RIMS.RA.1-2015: “proceso para describir y entender la naturaleza de un riesgo y para definir el nivel de riesgo. El análisis de riesgo evalúa la probabilidad y consecuencias de un riesgo para proporcionar la base para una evaluación de riesgos y la toma de decisiones de un tratamiento de riesgo”.

El análisis de riesgos debería ser el punto de partida para la toma de decisiones que incluyen el diseño e implementación de sistemas de seguridad de variada naturaleza. De acuerdo a esta premisa, voy a presentar aquellos factores a considerar para maximizar las posibilidades de éxito.

Arquitectura de la seguridad. El proceso debe considerar siete elementos para iniciar el análisis: infraestructura, tecnología, recurso humano, políticas, gestión, cultura y entorno. Esa arquitectura en cada organización es única y le otorga una personalidad particular. El análisis puede contribuir a determinar el nivel de equilibrio, madurez, complejidad e interacciones presentes entre estos componentes. Cuando uno de ellos no es considerado, ya el análisis tiene un grave defecto en su nacimiento.

Alta dirección. El papel de quienes tienen los más altos cargos en la organización es clave y para lograrlo, se hace necesario convencerles plenamente de los beneficios del análisis. Por otra parte, el aporte de los líderes no sólo se resume a recursos materiales sino actitudinales. El modelaje y el ejemplo impulsan y animan a todos los colaboradores a ser partícipes en el logro de los objetivos.

Consideraciones. Existen seis pasos macro que no deben obviarse no solo por su carácter secuencial sino porque implican orden, seguimiento y control: entender la organización y sus objetivos, acordar un marco de trabajo, diseñar un plan, implementarlo, monitorearlo y determinar las oportunidades de mejora.

Liderazgo. Quien tiene a cargo las responsabilidades de liderar el análisis debe contar con características muy particulares. Ser de carácter positivo y entusiasta, tener experiencia en la metodología a desarrollar, conocer el tipo de negocio objeto del análisis (industrial, comercial, servicios, entre otros), contar con una sólida y actualizada formación académica, entre otros.

Aliados. En oportunidades se requiere de la participación de un equipo multidisciplinario, sobre el cual también deben preverse ciertas consideraciones. Su cantidad, nivel de experiencia y conocimientos específicos, deben estar acorde con las características del análisis. Debe en conjunto, estar alineado al logro de los objetivos, tener clara vocación de servicio y aunque es deseable pero no indispensable, haber desarrollado actividades como equipo.

Métodos. El camino a seleccionar para desarrollar el análisis debería estar determinado por las necesidades de quien toma las decisiones. De allí que Meseri, Mosler, Maps, Fine, Roy Borders o Septri entre otros, puedan ser considerados. No existe una camisa de fuerza ni una condición previa escrita en piedra. Lo que sí es claramente aconsejable, es que se conozca con fluidez el método seleccionado.

Como muchas otras actividades en el área de la seguridad, el análisis de riesgos exige de quien lo desarrolla conocimientos técnicos y experiencia, pero también habilidades blandas. Se requiere mucho de comunicación multinivel, observación, cuidado por los detalles, excelente redacción, flexibilidad y capacidad de gestionar los cambios. La suma de todas las habilidades, recursos, técnicas y actitudes necesarias orientan la gestión de análisis de los riesgos al alcance exitoso de los objetivos.

*Consultor estratégico de riesgos con más de 30 años de experiencia profesional en organizaciones nacionales y transnacionales de diversa naturaleza. Director Académico para América Latina del Security College US. Past RVP de ASIS International. Presidente del Comité de Seguridad de la Cámara Venezolano Británica de Comercio. Invitado frecuente como ponente a eventos de la industria en México, Colombia, Perú, Ecuador, República Dominicana, EUA y Venezuela. ayuncoza@gmail.com Twitter:@alfredoyuncoza






Comments are Closed

Empresas de seguridad

Seguridad privada