Menu

Dan 3 prácticas para una mejor cultura ambiental organizacional

Contar con una visión de largo plazo y lograr un compromiso por parte de los empleados, son algunos de los consejos clave.

Las ventas, la mercadotecnia y la calidad son vitales para todas las empresas, pero su activo más valioso es su gente. Si los empleados no están contentos y visualizan cierta trascendencia de su trabajo, la organización no tendrá éxito para alcanzar sus objetivos. El medio ambiente es una oportunidad para infundir esa trascendencia en las actividades cotidianas. Por lo que crear una cultura ambiental en el lugar de trabajo que ayude a atraer y retener a los mejores empleados debe ser una prioridad, sin importar lo que haga su negocio.

La empresa Oficina Verde indica que si sigue pensando que cultura ambiental es tener una reforestación al año “estamos desperdiciando oportunidades para generar ahorros al interior de la organización de forma constante y creciente, solo imagine impresión, agua y energía reducida en un 20% de la facturación, esos son ahorros para usted, pero para el empleado significan una razón más trabajar en una empresa que además de producir bienes o servicios tiene un valor adicional para mi entorno y mi familia”.

Es importante que los líderes creen una cultura ambiental organizacional encaminada a la mejora continua. Oficina Verde comparte tres ideas para mejorar la cultura ambiental de una organización:

  1. Visión de largo plazo. Tomarse el tiempo para mirar el cuadro grande, más allá de la campaña de reforestación anual y de las etiquetas en los baños para ahorrar agua, de esta forma identificar las grandes oportunidades para generar ahorros, olvide el medio ambiente, pensemos como un hombre de negocios, donde podría generar más ahorros, una vez hecho eso, veremos que el tema va tomando más forma porque los ahorros son esenciales para garantizar la sobrevivencia de una organización, y si además tenemos una impacto menor en el ambiente estamos dando dos soluciones a una problemática.

Si la organización elige trabajar sobre los temas de responsabilidad ambiental se deben determinar áreas estratégicas en las que se pueden impactar más y así crear elementos tangibles para mejorar las actuales prácticas ambientales, por un concepto llamado “mejores prácticas ambientales” para comprometer a los empleados sobre una cultura de responsabilidad ambiental. Imagine que les dice a los empleados que debemos imprimir menos porque tenemos altos costos y debemos reducirlos.

  1. Compromiso de los empleados. Es necesario responder algunas preguntas: ¿Ha realizado algunas campañas ambientales y ha medido si sus empleados son conscientes de su compromiso con la responsabilidad ambiental y se refleja en sus acciones diarias?; ¿sus mejores prácticas ambientales son comunicadas al interior en forma de reto o de regaño?; ¿ha desarrollado un lema y logo que sintetice el compromiso de su organización y lo integre en sus canales de comunicación?

Y ¿ha fomentado la creatividad y la innovación en temas de responsabilidad ambiental empresarial para que se compartan las ideas que algunos empleados ven como mejores prácticas?

Estas preguntas nos pueden orientar para saber sí su organización está teniendo una visión estratégica o solo colocando parches día con día. Así que es necesario construir un lema y un logo que englobe sus aspiraciones. Para mejorar el impacto de su estrategia de mejores prácticas ambientales es fundamental crear un lema y un logo que engloben sus compromisos ambientales e impulse una mejor cultura ambiental.

  1. Comunicar a empleados o a familias. Cuando comunicamos estas ideas al interior de la empresa, más allá de comunicarnos con el jefe de producción o la gerente de finanzas, estamos hablando con un papá, una mamá y un hermano, necesitamos capturar la atención de gente no de puesto de trabajo, eso amplia nuestra opción para crear y desarrollar actividades, no solo para que se quede al interior de la empresa, sino para que salga y se viva en sus casas. Si omitimos esto podemos solo centrarnos en acciones “al interior” como imprimir responsablemente, pero cuando lo enfocamos a un jefe o jefa de familia eso hace que ellos se comprometan más por su familia y tendremos más probabilidad que se inmiscuyan por su familia que solo porque la empresa donde trabajo me lo imponga.

Con el objeto de capturar la atención e inspirar la acción con los grupos de interés objetivo de la campaña los mensajes deben basarse en valores que reflejen acciones prácticas, como se les llama comúnmente son mejores prácticas, estas dos palabras deben ser ampliamente reflexionadas por el comité ambiental para comprender la importancia de ir más allá de campañas muy elaboradas y brindar “mejores prácticas de energía o de agua o de impresión o de residuos”.

“La palabra reto representa un mayor oportunidad de comprometer a la gente, siempre recordando que son papá, mamá, hermano y no solo unos empleados en una organización, personas que además de estar muchas horas en las oficinas tienen una familia y un hogar en la cual también se puede impactar de manera ambientalmente responsable, ya que será complicado ser un empleado comprometido con un programa ambiental empresarial si en su hogar hace lo mismo de siempre”, explica la compañía.

Lo que haga en su casa lo refleja en la empresa, así que la comunicación debe estar enfocada a integrar la familia (semanas de la sustentabilidad, concursos de fotografía y dibujo, reforestaciones con la familia, etc.), y esto para que un adulto (papá, mamá, hermano) reflexione sobre sus actuales prácticas ambientales y decida tener mejores prácticas ambientales.






Comments are Closed

Empresas de seguridad

Seguridad privada