Menu

Salud Ocupacional y Seguridad Industrial

*Violeta E. Arellano Ocaña

Bienvenidos a esta nueva sección en la que tendré el placer de compartir con ustedes artículos sobre salud ocupacional y seguridad industrial.

Siendo este el primer artículo, me gustaría iniciar con las diferencias entre salud ocupacional y seguridad industrial, ya que es frecuente que se usen como sinónimos, sin embargo, no lo son.

La salud ocupacional o salud laboral es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una actividad multidisciplinaria dirigida a promover y proteger la salud del trabajador mediante:

  • Prevención
  • Control de enfermedades y accidentes
  • Eliminación de factores de riesgo
  • Condiciones que pongan en peligro la salud
  • Seguridad en el trabajo

También está enfocada en generar y promover el trabajo seguro y sano, y hace énfasis en el bienestar físico, mental y social de los trabajadores. Respalda todo lo concerniente al desarrollo sostenible, enriquecimiento humano y profesional en el trabajo.

Para lograrlo, se auxilia de varias disciplinas, entre ellas: ergonomía, economía, psicología, medicina laboral, higiene y seguridad industrial.

Por otra parte, la seguridad industrial se encarga de la identificación de riesgos y la eliminación o reducción de los mismos a niveles aceptables, basándose en leyes, normas y diversas metodologías para prevenir, eliminar o reducir los accidentes laborales.

Básicamente, la salud ocupacional es un conjunto de actividades multidisciplinarias enfocadas a adaptar el trabajo a las capacidades del trabajador; mientras que la seguridad industrial es una herramienta de la salud ocupacional orientada a identificar, prevenir, reducir o eliminar riesgos por medio de procedimientos para crear un ambiente de trabajo seguro.

Cifras según la OMS:

  • En muchos países, más de la mitad de los trabajadores están empleados en el sector no estructurado, en el que carecen de protección social para recibir atención sanitaria y no existen mecanismos de aplicación de las normas sobre salud y seguridad ocupacionales.
  • Anualmente, 12,2 millones de personas (la mayoría de países en desarrollo) mueren en edad laboral a causa de enfermedades no transmisibles.
  • En la mayoría de los países, los problemas de salud relacionados con el trabajo ocasionan pérdidas que van del 4 al 6% del PIB.
  • Aproximadamente un 70% de los trabajadores carece de cualquier tipo de seguro que pudiera indemnizarlos en caso de enfermedades y traumatismos ocupacionales.
  • Las investigaciones han demostrado que las iniciativas preventivas en el lugar de trabajo pueden contribuir a la reducción del ausentismo por enfermedad en un 27% y los costos de atención sanitaria para las empresas en un 26%.

La estrategia propuesta por la OMS para mejorar la cobertura sanitaria de los trabajadores, incluidos los de las pequeñas empresas y el sector no estructurado, consiste en trabajar con los países en las orientaciones estratégicas siguientes:

  • Fortalecer la capacitación de médicos generales, enfermeras, especialistas en medio ambiente y salud pública y agentes de salud comunitarios para que presten servicios básicos de salud ocupacional.
  • Ampliar la cobertura y mejorar la calidad de los servicios especializados en salud ocupacional en las empresas grandes y medianas y en las zonas industriales, con particular atención en la evaluación y reducción de los riesgos ocupacionales.
  • Establecer vínculos entre los servicios de salud ocupacional y los centros de atención primaria, a fin de facilitar la atención de los trabajadores que padecen enfermedades crónicas y su reincorporación al trabajo después de largos períodos de baja por enfermedad.
  • Desarrollar iniciativas, instrumentos y métodos saludables en el lugar de trabajo para que las compañías y otros entornos de trabajo puedan ocuparse mejor de la salud sin depender excesivamente de los servicios sanitarios profesionales.
  • Incluir la salud ocupacional en la capacitación de todos los dispensadores de atención sanitaria de primera línea y de algunos médicos especialistas en oncología, dermatología, neumología, neurología y trastornos del aparato locomotor.

Contar con programas de salud y seguridad representa un gran beneficio y ventaja para las empresas, además de darles renombre y disminuir la rotación de personal, crear una cultura de seguridad, en la que se se involucre al personal en la identificación de riesgos y en la creación de medidas de seguridad a través de comités y comisiones. Esto no solo contribuye al cumplimiento normativo, sino que promoverá la aceptación de las medidas y les dará a los trabajadores la percepción de ser tomados en cuenta, lo que se traduce en incremento de la productividad y disminución de la accidentabilidad.

Envía tus comentarios, dudas, experiencias o sugerencias de temas a: violetae@gmail.com

  • La autora es:
  • Gerente Seguridad Integral
  • Corporación Interamericana de Entretenimiento
  • 15 años de experiencia el campo de Seguridad Integral






Comments are Closed