Menu

Seguridad para desastres naturales: ¿cómo actuar ante un imprevisto?

Según cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en México, sólo 26% de las viviendas cuenta con un seguro de casa habitación. En cuanto a los negocios, sólo 5% de las microempresas están aseguradas, mientras que el 50% de las medianas y grandes empresas cuenta con algún tipo de seguro que las protege.

De acuerdo con cifras de la AMIS presentadas en el Plan de Atención de Catástrofes del Sector Asegurador, 41% del territorio nacional está expuesto a un desastre natural, lo que representa casi la mitad del total del territorio.

Los estados más vulnerables son Baja California Sur, Sinaloa, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Jalisco y Quintana Roo, por la alta probabilidad de presencia de huracanes, los fenómenos que causan la mayoría de los daños, cuando se trata de desastres naturales.

Del total de asegurados afectados por fenómenos hidrometeorológicos, sólo el 85% inicia un proceso de reclamación, mientras el 15% restante omite el proceso.

Aunado a lo anterior, México es un país poco informado al respecto, que carece de cultura en materia de seguros por tres principales razones:

  • Malas experiencias: en primera instancia, la vivencia que experimentan los asegurados que enfrentan un proceso de reclamación solos, sin asesoría de expertos como nosotros, no es la mejor, por lo que no es común que las personas recomienden a familiares y amigos adquirir algún tipo de protección, aunado a que muchas tienen la falsa idea de que las aseguradoras no pagan, gran mito.
  • Economía: el nivel económico de muchas familias mexicanas nos les permite adquirir una póliza que las proteja a ellas y a su patrimonio, de hecho, consideran que invertir en esto se trata de un lujo.
  • No son necesarios: muchos jefes o jefas de familia, incluso, dueños de empresas, piensan que su vida, la de sus familias y sus bienes son inmunes, por lo que consideran innecesaria la contratación de algún tipo de protección.

Todos estamos expuestos a imprevistos como: accidentes de trabajo, accidentes de tránsito, enfermedades, afectaciones por fenómenos hidrometeorológicos, etc. Existen diversos tipos de pólizas según las necesidades de cada persona, familia y empresa; lo ideal sería que nuestra vida, la de nuestra familia y todos nuestros vienes estuvieran asegurados y que al estar frente a un siniestro luchemos por recibir una indemnización justa.

En Gallbo, especialistas en reclamación estratégica y auditoría de pólizas con más de 20 años de experiencia, tenemos el compromiso social de fomentar una cultura de seguros. El dinero destinado en una póliza de seguros es una inversión y no un gasto. Muchos lo perciben como dinero perdido, ya que frente a los siniestros han recibido indemnizaciones injustas, es por eso la importancia de acercarse a expertos que garanticen una asesoría adecuada, que permita obtener cifras justas.

Protege tu vida, a los que más quieres y tu patrimonio.

 

Autor:

* Manuel Gallardo

Director General de Gallbo, empresa dedicada a la reclamación y auditoría de pólizas.

www.gallbo.com

 

 

 






Comments are Closed